viernes, abril 28, 2006

Mapa de ecos

Estas son algunas de las frases que persisten escritas con marcador rojo en nuestra pizarra blanca:

"¡Hurra! La nariz está terminada"


"Maestro Leonardo ¿Perché tanto vi dolete?"


"Desgraciado de aquel que por algo se distingue"


"You must know that I'm not particularly tender"


"Ein kleiner Vogel singt im Tamarindenbaum"


"The whole world is three drinks behind"

jueves, abril 27, 2006

Mi monstruo favorito

"... es como cuando ves al típico gordito estudiando economía en el subte y te decís: 'este pibe no puede a llegar a ninguna parte'... ¡Y él no lo sabe!"

miércoles, abril 26, 2006

Yo desmalezo, tú desmalezas...

Necesito una desmalezadora a explosión, también conocida como motoguadaña. Compro, alquilo o acepto como regalo. Escucho ofertas. Mi vida depende de ello. Oh, sí.

viernes, abril 21, 2006

S.

Un tinto y unas tortillas en el Preferido concedieron la fácil liturgia del encuentro con S., nuestra chica en París. Manantial y yo, dos caballeros, nos apretamos de un lado de la única mesa libre y S. se sentó frente a nosotros como en un examen, que como dice Manantial, es la lucha entre un desesperado y un aburrido. Pero este no era un examen, porque aunque éramos dos aburridos, la chica no parecía desesperada.
Por turnos más o menos pisoteados cada uno contó sus cosas y todo fluyó como antes, como siempre.
Después anduvimos rebotando un poco por Palermo hasta dar en un bar en el que tomamos unos tragos bastante mediocres (de ahí la resaca). La conversación fue diversa: yo, para escándalo de S. que se preguntaba cómo demonios sé esas cosas, aporté un nombre más a la lista de personajes célebres muertos a los 27 que llevamos con Manantial (tenemos otra para los 37): José Quiñones, el prócer de la aviación del Perú, único kamikaze latinoamericano que yo sepa, que se lanzó con su avión contra un campamento ecuatoriano en 1941, dejando, por cierto, su vida en la acción. Manantial ("Onorate l’altissimo poeta”) contó de sus escritos y S. contó algunos episodios parisinos: un roedor palermitano y funámbulo dio pie a su relato sobre las ratas del Sena, prolíficas y audaces. Pero fueron sus anécdotas del Metro las que más me asombraron, porque pude ver en ellas las dos caras de la civilización. Por un lado me encantó saber -yo que me quejo todo el tiempo de que ya no se puede leer en el bondi o en el subte- que está prohibido hablar por celular en los medios de transporte públicos. Eso es civilización, no como acá que están discutiendo si lo prohíben en las escuelas. Pero por otro lado, no me gustó nada escuchar como S. fue golpeada por un borracho en un vagón del metro y que nadie, absolutamente nadie, moviera un dedo para ayudarla, porque parece que mirar al otro no solo no es civilizado, sino que es hasta ofensivo, incluso si al otro lo está zamarreando un desquiciado hijo de puta.

jueves, abril 20, 2006

Resaca

Anoche tenía bien claro lo que quería escribir y también cómo escribirlo.
Hoy sólo tengo resaca.

martes, abril 18, 2006

In the bathroom

She: A mí me gustaría tener tu perspectiva.
Me: (slightly flattered) Bueno, en fin, seguramente ganarías menos dinero...
She: No, no, me refiero a cuando hacés pis.
Me: ...

miércoles, abril 12, 2006

And then she said...

"¡Vos, cuando sabés adonde están las monedas y las drogas, sos un peligro!!!"

martes, abril 11, 2006

Ni l’un ni l’autre

Miserablemente repartido entre Dios y el César, no sirvo a ninguno ni a mí mismo.
Me falta fe hasta para morirme.


Aunque acaso estas lecturas terminen por matarme...

viernes, abril 07, 2006

'Tis the tempestuous loveliness of terror

El título de este post es el primer verso de la última estrofa de un poema que Percy B. Shelley escribió en 1819 inspirado por un cuadro que se encuentra en la Galleria degli Uffizi de Florencia. La obra representa una cabeza de Medusa y en aquella época fue atribuida a Leonardo Da Vinci, pero posteriormente se impuso la opinión que sostiene que esta Medusa pertenece a un ignoto pintor de la escuela flamenca.
El poema de Shelley describe la pintura y es un temprano ejemplo del tópico de “lo bello medúseo” que es posible reconocer en poetas posteriores.
Además del verso citado en el título, transcribo estos, que son también muy claros:

Yet it is less the horror than the grace
Which turns the gazer's spirit into stone



Y aquí está la pintura:





Y ya que estamos, esta es la cabeza de Medusa del entrañable cabrón conocido como Caravaggio:

miércoles, abril 05, 2006

CSI Buenos Aires

Esta tarde, un forense me explicó que la muerte no es un instante -como tantos quisiéramos creer-, sino un complejo proceso. El cuerpo no muere todo junto, cada órgano tiene su propio tiempo. En una mujer, por ejemplo, lo último en morir es el útero, por eso existe la posibilidad del parto post-mortem.

No quise preguntar que es lo último en morir de un hombre.

Maldita especie...

martes, abril 04, 2006

Solo una cosa quiero decir...

¡Flanes del mundo, uníos!!!